¿Es la tasa de conversión la estadísticas más importante en marketing online?



La tasa de conversión es uno de los secretos mejor guardados de las empresas que triunfan en Internet. La conversión es un indicador porcentual que explica la cantidad de usuarios que han realizado una acción positiva en la web, ya sea una suscripción, una consulta, una compra o la contratación de un servicio. Factores que se presonalizan en cada proyecto de marketing online que se pone en marcha. La importancia de la tasa de conversión está en medirla. De esta forma, es posible detectar los posibles errores que se podrían estar cometiendo y por qué a pesar de tener una gran cantidad de visitas, son muy pocas las personas que terminan comprando. Si te sientes identificado con esta situación, hay algo que está fallando en tu negocio. Veamos cómo puedes solucionarlo.

tasa de conversión

Reducir la cantidad de pasos

Uno de los motivos por los que una página web puede tener una tasa de conversión tan baja es porque los pasos que el usuario debe completar para realizar la compra son demasiados. El usuario de Internet es cada vez más exigente y más impaciente y no soporta tener que saltar por muchas páginas para poder adquirir el producto que desea. Así pues, es importante que cuentes con una landing page que englobe toda la información que el cliente necesita saber, con los detalles del producto, sus vcentajas y su precio. De esta manera, no tendrá que ir cargando página tras página, lo que hace que la experiencia de navegación sea muy negativa y que la tasa de conversión sea muy baja aunque el producto que se ofrezca sea muy bueno.

Ser sutilmente agresivo

Otro motivo que puede estar afectando a tu tasa de conversión es que la estrategia que estás siguiendo sea muy blanda. Para aumentar las conversiones, hay que saber conducir al usuario de manera disimulada hasta el punto que queremos que llegue. un arte realmente complejo que combina lo mejor de las ciencias que estudian el comportamiento humano con aquellas que intentan descifrar la conducta de los consumidores. En este caso, lo que debemos hacer es crear un embudo más agresivo, combinándolo con las distancias que debe recorrer el usuario hasta finalziar la compra.


Comments are closed.